viernes, 12 de diciembre de 2008

Reflexión: La lágrima falsa.

.
La mies seca y áspera de aquellos cultivos que no recibieron el agua imprescindible para su necesario desarrollo es menos amarga al gusto que la lágrima falsamente derramada por una persona hipócrita que no recibió el don del amor y la sinceridad, y que permitió que la maldad se adueñara de sus sentimientos.
.
Autor: Jorge Horacio Richino
Todos los derechos reservados.
.

No hay comentarios: