domingo, 25 de abril de 2010

PASIÓN DESBORDADA.





Aquella noche de fiesta
luego de bailar pegados,
nos fuimos para la calle
ansiosos y acalorados.

Recorrimos la manzana
ciñendo yo tu cintura,
con las manos aferradas
y nuestras bocas muy juntas.

Así dimos varias vueltas
hasta sacarnos las ganas,
de besarnos sin control
cuando ya era madrugada.

Tu boca me entregó el calor
de esos labios no olvidados,
y el néctar de sus humedades
junto a tu rouge perfumado.

Nunca más noté a mujer
besarme con vehementes ganas,
jamás se repitió ese hechizo
en los brazos de otras damas.

Fueron para mi tus besos
lo mejor en mis inicios,
ardientes juegos de amor
que allí tuvieron principio.

Confieso que esos momentos
tan puros como apasionados,
quedaron en mi corazón,
muy adentro ... bien guardados.



--------------------------------------
Jorge Horacio Richino

Todos los derechos reservados.
--------------------------------------

Poema simultáneamente publicado en:



y otros sitios y ediciones del autor.
--------------------------------------
.

sábado, 24 de abril de 2010

POR MOMENTOS TENGO MIEDO





Por momentos tengo miedo
... miedo de perder las ansias,
de no estar interesado,
de que se me quiebre el alma.

Miedo a aburrirme de todo,
a no encontrar incentivo
que pueda devolver mi risa
y así sentirme más vivo.

El tiempo carcome el alma,
el interés, los estímulos,
trasforma todo atractivo
por romper con los hechizos.

Son momentos, por fortuna,
que -para mi bien- se alejan,
pero suelen retornar
con renovada firmeza.

Intento encontrar la forma
en que los pueda vencer,
y no resulta sencillo
dejarlos de padecer.

Sucesos son -de esta vida-
de los que cuesta salir,
muchas veces los esquivo
y otras... otras me siento morir.

---------------------------------------------
Autor: Jorge Horacio Richino.

Todos los derechos reservados.
---------------------------------------------

Publicado en forma simultánea en:




---------------------------------------------
.

sábado, 17 de abril de 2010

EL CIRUJA DE LOS SUEÑOS.





Soy el ciruja
de una ciudad vacía,
derrotada por la historia.
También soy el más pobre
entre los pobres mendigos;
para mi ya no hay calor,
tan solo soledad y frío.

Soy el último lacayo
de los perros vagabundos
y los sucios roedores
que circulan por las calles
de este lugar perdido.
Ya no suena una campana,
solo se escuchan ladridos.

Soy también el fugitivo
de las tristes añoranzas,
que persiguen con firmeza
mi alma hasta desgastarla.
Fastidiando con empeño
la mente de este servidor:
"El ciruja de los sueños".

Soy el que apagó la luz
del último farol mortecino;
también soy quien puso llave
a la puerta de este abismo
que no tiene mas destino.
¡Quiero volver a empezar,
encontré un nuevo camino!


------------------------------------------------
Autor: Jorge Horacio Richino.

Todos los derechos reservados.
------------------------------------------------

Publicado simultáneamente en:



y otras páginas y ediciones del autor.
-------------------------------------------------

.

viernes, 16 de abril de 2010

DÉJAME




Déjame, por favor, te lo suplico,
que ya no puedo amarte y proseguir;
¡Déjame!... otra vez te lo repito,
pues ya perdí los sueños y comencé a morir.

Le pido a tu egoísmo no retenerme,
solo por tener una apariencia respetable;
ningún sentido tiene continuar adelante
cuando existe una razón imperdonable.

Las penas y angustias que escondemos
tendremos que ahogarlas en nuestro propio llanto,
hasta que el Señor disponga que tal vez las olvidemos.

Y si la vida nos llevó hasta este quebranto,
sin duda ha sido porque ya no nos queremos;
entonces... ¡Vete, que ya no puedo continuar agonizando!



-------------------------------------------------------
Autor: Jorge Horacio Richino

Todos los derechos reservados.
-------------------------------------------------------

Publicado simultáneamente en:


y otros sitios y ediciones del autor.
--------------------------------------------------------

.


sábado, 10 de abril de 2010

ME ATRAPARON LOS RECUERDOS



Los recuerdos de mi infancia
son por demás muy felices,
siempre atados a mi mente
incrustados como raíces.

Me suele ocurrir de pronto
que vienen a mi memoria,
para agitar emociones
fundadas en mi propia historia.

Son remembranzas de un tiempo
tan puro como dichoso,
que bien vale recordar
para reverdecer de gozo.

Los amigos de la escuela
y los chicos del potrero,
son los primeros que asoman
si me pongo sensiblero.

Después los viejos juguetes:
El trompo, el yo-yo, el balero,
me dieron tal regocijo
que olvidarlos yo no puedo.

La mancha, como la escondida
y el juego de la bolita,
junto a la firme constancia
para pegar figuritas.

Los soldaditos* de plomo,
el “mecano”, los autitos*
que rellenos con masilla
corrían más rapidito*.

Tampoco puedo olvidar
a la querida pelota,
a pesar que muchas veces
se volvió con la derrota.

Pero se estaba creciendo
en constante agitación,
y otras nuevas sensaciones
motivaban mi razón.

Y así no puedo evitar
esa dulce evocación,
de la niña de ojos tiernos
que partía mi corazón.



*Licencias poéticas.
-------------------------------------------
Jorge Horacio Richino

Copyright.
-------------------------------------------

Poema publicado simultáneamente en:





y otras páginas y ediciones del autor.

------------------------------------------
.

jueves, 8 de abril de 2010

LEJOS DE MI TIERRA



Desde el último vagón
observé que la distancia
poco a poco me alejaba
del pueblito de mi infancia.

Quede mirando hacia atrás
viendo recuerdos queridos;
morriñas de tiempos viejos,
la familia, los amigos.

Sentí partírseme el pecho
y en mis mejillas dos lágrimas,
cuando ya no divisaba
el sitio de mis nostalgias.

La vida me puso metas
que no pude rechazar,
y fue preciso marcharse
para poderlas lograr.

Mas cuando estuve alejado
se hizo una brecha en mi alma
y de forma involuntaria
comencé a perder la calma.

Volví rápido a mi asiento
y abrí el bolso que portaba,
para ver si estaba el saco
con las cosas que llevaba.

La corteza del ombú,
la tierra del jardín de casa
y mi bolita puntera,
el gran amor de mi infancia.

Una foto con mi viejos
y otra con mi perro fiel
me pusieron más tranquilo
mientras se alejaba el tren.

Me recosté en mi butaca
aferrado a mi equipaje,
se calmaron mis angustias
y dormido seguí el viaje.

Es muy duro abandonar
la tierra que nos vio crecer,
los que alguna vez nos fuimos
sabemos que es padecer.




---------------------------------------
Jorge Horacio Richino.

Todos los derechos reservados.
---------------------------------------

Poema simultáneamente publicado en:

http://huellaspoeticas.blogspot.com

y otros sitios y ediciones del autor.

----------------------------------------



.

sábado, 3 de abril de 2010

EL TELÉFONO NO SUENA.



Me pasé el día esperando
con suma preocupación,
el llamado telefónico
que pedía mi corazón.

Estaba loco... angustiado
y quebrado en mi interior
y el receptor no sonaba,
llevándome a la decepción. 

Necesitaba su voz...
tan siquiera una palabra,
para poder renacer
cual mágico abracadabra.

La campanilla callada,
totalmente enmudecida
mientras mis fogosas ansias
poco a poco se morían.

Es triste la situación
cuando se aguarda un llamado
... y esa voz que nunca llega
te deja mortificado.

Por tanto mi moraleja
rezaría lo siguiente:
"No esperes que tus anhelos
se cumplan tan simplemente".



-----------------------------------------
Jorge Horacio Richino.

Todos los derechos reservados.
-----------------------------------------

Publicado simultáneamente en:


y otras páginas y ediciones del autor.
-----------------------------------------
.